Skip to content

Peugeot 106 Rallye ’94

diciembre 24, 2009

El 106 Rallye nace de la tradición del grupo automovilístico Peugeot-Talbot por el citado apellido Rallye heredero desde la época de los Simca 1000 Rallye. Se trata de un automóvil del tipo carreras-cliente, esto es puede emplearse para el disfrute en conducción deportiva, rallyes para aficionados o con una pequeña preparación ser trasladado a la competición.

Todo en el coche está pensado para aumentar el comportamiento dinámico del vehículo. Exteriormente prescinde de aditamientos aerodinámicos, aletines o parachoques ensanchaos tan típicos en la época en las versiones deportivas de los utilitarios y que muchas veces se quedaban en sólo estética, ya que el comportamiento dinámico no estaba a la altura de lo que prometía su aspecto. Este no es el caso del pequeño Rallye pues el deportivo aspecto de su carrocería, llantas de chapa pintadas en color blanco, y los adhesivos de los colores de guerra de Peugot Talbot Sport no son sino la presentación de lo que el coche ofrece.

El equipamiento del vehículo es mínimo, tratando de aligerar al máximo el coche. Así prescinde de elementos de confort ya habituales en la época sobretodo teniendo en cuenta el precio como son aire acondicionado, elevalunas eléctricos, cierre centralizado o faros antiniebla. Las únicas opciones disponibles en la época eran la dirección asistida hidráulica, el radiocasette y el sistema antibloqueo de frenos.

El interior dispone de lo justo y necesario para disfrutar de la conducción. No se dispone de lujos o elementos innecesarios, incluso algunos en la época lo consideraban austero incluso teniendo en cuenta lo radical de su comportamiento. Uno de los aspectos que lo diferencian del resto de versiones es la moqueta roja a juego con los cinturones de seguridad que ayudan a sujetar al piloto en los asientos deportivos asientos que incorpora.

Su puesto de mando ofrece una buena postura al volante. La disposición de sus pedales es buena permitiendo la maniobra del punta-tacón. La instrumentación sin llegar a ser completa ofrece información de la que no disponen otros coches como son los indicadores de temperatura de agua y aceite o el indicador del nivel aceite.

El motor deriva de los utilizados anteriormente en los Citroën AX GT y Peugeot 205 Rallye alimentados por dobles carburadores rindiendo 95 y 103 CV respectivamente. Para el desarrollo del 106 se prescinde de los carburadores en favor de un sistema de inyección indirecta Magneti Marelli quedando la potencia máxima tras la incorporación de un catalizador en 100 CV a 7200 rpm. La cilindrada del propulsor TU2J2/Z/L es de 1294 centímetros cúbicos gracias a unas cotas internas de 75×73,2 mm consiguiendo así un motor de carrera corta capaz de girar alto de vueltas como demuestra su corte de inyección a 7400 rpm. El motor a pesar de ser un 8 válvulas ofrece mucha garra en la parta alta del cuentarrevoluciones y conviene llevarlo en esa zona cuando se trata de conducción deportiva. Ofrece 77 CV/litro una cifra muy buena para un motor atmosférico de esa época.

Los desarrollos del cambio son de relación cerrada y desarrollo final corto como demuestra su desarrollo en quinta de tan sólo 26,70 km/h por cada 1000 rpm con lo que a 120 km/h el motor gira cercano a las 4500 rpm.

El comportamiento del coche es sin duda lo mejor, sin desmerecer el comportamiento del motor. Su contenido peso de tan sólo 840 kg permite disfrutar de las prestaciones del motor como si de un motor de mayor potencia se tratara. Las suspensiones se basan en las de la versión XSi con algunas modificaciones como el diámetro de las barras estabilizadoras que llegan hasta 22 mm. Sobre firme liso y en buen estado el balanceo de la carrocería es mínimo incluso en apoyos fuertes.

El comportamiento en las diferentes fases de una curva resulta muy agradable
y gratificante para el conductor. En la fase de entrada se muestra ligeramente subvirador cuando se fuerza el ritmo, aspecto que permite al piloto conocer lo cerca que está del límite. En cambio en la mitad y salida de curva se muestra muy neutro y seguro, permitiendo una rápida aceleración para llegar con buena velocidad a la siguiente curva. Como buen deportivo francés permite deslizamientos controlados de la zaga, aunque en el caso del Rallye siempre provocados por el piloto. Además es muy sensible a los reglajes como por ejemplo a las presiones de los neumáticos que permiten controlar el deslizamiento del eje trasero aumentándolo o disminuyéndolo en función de su reglaje.

Sobre firme irregular se pone de manifiesto su enérgico tarado de suspensiones sin llegar a resultar incómodo. Capítulo aparte merecen dirección y frenos. La dirección mecánica sin asistencia que se ofrece de serie resulta suficientemente suave y rápida en marcha mientras que los frenos si bien son suficientes ofrecen un tacto un tanto duro al que cuesta acostumbrarse.

Es un coche fácil de conducir rápido a pesar de que si se quiere rodar al límite se necesitan buenas manos. Es un coche pensado para disfrutar en carreteras viradas, siendo su uso por vías rápidas poco recomendable por la alta rumorosidad de su propulsor.

About these ads
7 comentarios leave one →
  1. Miguel permalink
    abril 7, 2010 10:52 pm

    Muy muy buen reportaje.

    Toda una joya éste 106, creo que el 106 con más “encanto” (a pesar de que el posterior rallye o GTi/S16 fueran mas efectivos).

  2. abril 8, 2010 8:06 pm

    Lo cierto es que es un gran lobo con piel de cordero que permite diversión por un bajo precio!

  3. jorge permalink
    junio 14, 2010 9:18 am

    Buen reportaje! y sobretodo buen cacharrillo, duros cómo pocos, tube 1 durante 3,5 años aprox el cual llevó mucha caña tanto en la calle como en el circuito y nunca dió un problema.
    El que tengo actualmente lo cuido muchisimo más, por supuesto que me divierto con él, pero este espero tenerlo toda la vida, dado su estado tan bueno y las pocas unidades que quedan.

    Resumen: no compreis ninguno que yo quiero algún otro.

  4. octubre 25, 2010 9:00 pm

    que machine

  5. octubre 26, 2010 12:33 pm

    Lo cierto es que son coches muy buenos y están muy cotizados en el mercado de segunda mano. Me alegro de que os guste el artículo…

  6. Vitor Santos permalink
    marzo 7, 2011 12:57 pm

    Tenho um 106 GTI 16V.
    Já o tenho há 15 anos. Tem sido excelente. O motor é extremamente fiável; o comportamento é explêndido (sobre tudo com Bridgestone Potenza RE 720) e as performances são muito boas. Com cerca de 176.000 Kms chega aos 200 kmh com uma facilidade trementa. Até na maior parte das subidas chega aos 200.
    A embraiagem mudei-a aos 150000; nunca tive de substituir um elevador eléctrico de um vidro e a bomba de água mudei-a aos 170000. Gostava de saber qual pequeno GTI moderno tem a fiabilidade de um carro assim. Isto para não falar do prazer de condução.
    Cumprimentos a todos.

Trackbacks

  1. Resumen de 2009 « super97 Blog

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: