Skip to content

Mazda MX-3 V6 1.8

diciembre 30, 2009
tags: , , , , ,
by

El MX-3 nació a la vez que su novedoso motor V6 de pequeña cilindrada. En la época incluso se comentaba que este Mazda se desarrolló sólo como plataforma de lanzamiento del especial motor.

El chasis toma la base del 323, con algunas modificaciones encaminadas a acentuar la deportividad. Así pues se aumenta la distancia entre ejes en 5 milímetros gracias al aumento del avance en el eje delantero y las vías crecen 30 milímetros tanto delante como detrás. También en la línea de aumentar la deportividad se da caída negativa a todas las ruedas con el fin de conseguir un buen paso por curva. Para la mejora del comportamiento dinámico se montan neumáticos de generoso tamaño consiguiendo el comportamiento deseado.

La dirección asistida de serie se muestra muy rápida y precisa en trazados sinousos, convirtiéndose el trabajo de hilar curva tras curva en un divertido y gratificante juego. Los frenos no iban a ser menos y se muestran sobradamente suficientes tanto en mordiente como en resistencia a la fatiga gracias a sus cuatro discos de freno, ventilados los delanteros.

El motor es sin duda lo más impresionante del coche sin desmerecer al resto. Resulta de lo más interesante que Mazda se plantee el desarrollo de un nuevo motor de seis cilindros en lugar de usar un tetracilimdrico como hubiera sido racional. Para Mazda este motor fue un laboratorio para sus motores futuros a pesar de que la jugada no le salió tan bien como se esperaba. Y es que Mazda siempre se ha caracterizado por su innovación en los propulsores como lo demuestran sus exitosos Wankel.

Vamos ya con los detalles técnicos. El propulsor tiene un arquitectura de 6 cilindros en V a 60 grados con una contenida cilindrada de 1,8 litros siendo el motor de 6 cilindros con menor cubicaje en el mercado en la época.. Tanto la culata como el bloque son de aleación de aluminio. Como no podía ser de otra manera utiliza dos arboles de levas por culata para un total de 4. Para minimizar las pérdidas de tener cuatro arboles con la cantidad de piezas móviles que eso conlleva los árboles son huecos y su accioniento es peculiar: el más delantero de cada bancada está movido por correa dentada mientras que los traseros están engranados a los delanteros con lo que se consiguen de paso unas culatas y sus tapas respectivas muy compactas. La inyección corre a cargo de un sistema L-Jetronic. La admisión monta un complejo sistema de admisión mediante conductos y mariposas que dividen la gama de utilización en 6 etapas, haciendo circular el aire de admisión por conductos de diferente longitud en función del régimen del motor aprovechando la resonancia creada por el motor.

Con toda la tecnología aplicada al motor era esperable que las prestaciones fueran estratosféricas, pero no eran ni mucho menos así. Los datos objetivos lo dejan claro: tan solo 136 CV a 6800 rpm y 16,2 mkg a 5300 rpm, con lo que también es un motor muy puntiagudo. A bajo y medio régimen al motor le falta empuje. Algunos posibles motivos para estas modestas prestaciones pueden ser, aparte de los citados rozamientos debido a la gran cantidad de partes móviles. la escasa relación de compresión como ya nos tiene acostumbrados Mazda para que no haya problemas con gasolina de bajo octanaje o el gran cruce de válvulas que tiene para permitir el giro a altas vueltas que no permite funcionar con eficiencia en otros regímenes. De todas formas las prestaciones son suficientes para asegurar el disfrute a sus mandos.

El interior es el típico de los coches japoneses, plásticos de tacto tirando a duro y excelentes ajustes. El habitáculo es muy amplio y a pesar de que la marca lo define como un 2+2 plazas las traseras son útiles casi para todos los públicos. También como es habitual en los coches orientales la lista de opciones es muy reducida, siendo el equipo de serie muy competo.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. luciano permalink
    mayo 29, 2015 10:02 pm

    exelente coche soy propietario y es una verdadera nave espacial

  2. gustavo permalink
    junio 6, 2015 1:00 am

    amo mi mx3, una nave, tráeme un bora 1.8 tubo y me lo violo…..

  3. Ernesto Alciaturi permalink
    julio 15, 2015 6:06 am

    Una maquina!!!. Tengo un MX3 del 93, 1.8 V6 de 136 CV y la verdad es que es un avión!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: