Skip to content

Light Car Company Rocket

enero 26, 2010

Concebido para la conducción de fin de semana, entendemos conducción deportiva para amantes del motor, este coche pretende dar sensaciones al piloto con todo lo que un formula puede proporcionar. Viendo las imágenes, todos pensamos en el más conocido Catherham Seven o el Ariel Atom que recupera la misma filosofía. Aunque el Atom es más potente y obtiene mejores prestaciones, el objetivo es el mismo, el de obtener un coche con altas prestaciones a base de reducir peso y obviar cualquier elemento de confort.

El interior del vehículo cuenta con dos plazas, una detrás de la otra. La plaza del acompañante se deja ver cuando retiramos el carenado que la cubre, pues el Rocket puede parecer un auténtico monoplaza si se decide pilotar solo. El rugido del motor está siempre presente dentro del habitáculo desde donde se oyen perfectamente sus 11.000 rpm.

El motor es de una supermoto Yamaha FZR 1000 de 1002 cc de cilindrada que desarrolla 143 cv. El motor de 4 cilindros en línea en posición transversal central trasera  incorpora 2 arboles de levas que mueven 5 válvulas por cilindro y tanto el bloque como la culata son de aleación ligera. El encendido es digital aunque la alimentación se hace mediante 4 carburadores Mikuni. La elevada relación de compresión de 12/1 y su arquitectura supercuadrada permiten una rápida subida de potencia gracias a unas reducidas inercias de los elementos móviles. El Rocket conserva la caja de cambios secuencial original pero incorpora una segunda caja de dos ejes que permite por una parte añadir una marcha atrás y por otra desmultiplicar las relaciones de velocidades obteniendo así 5 velocidades más espaciadas para cuando queremos circular más tranquilamente.

El chasis es tubular, con suspensión de paralelogramos deformables independiente a las cuatro ruedas y una carrocería de fibra de vidrio. El conjunto solo pesa 397 kg! Si hasta ahora no os impresionaron las cifras de potencia podéis imaginar ahora las prestaciones con este reducido peso pues acelera de 0 a 100 en tan solo 4 segundos. Los frenos no son muy grandes debido al reducido peso pero no por ello dejan de ser eficaces, pues lleva cuatro discos ventilados con pinzas Bremb0 de cuatro pistones… y por supuesto sin ABS. El conjunto motor, transmisión, transmisión secundaria y diferencial forman junto con unos pocos refuerzos el chasis trasero, pues no se puede decir que el chasis llegue hasta la parte de atrás ya que el conjunto motopropulsor forma parte de él.

¿Pero quien está detrás de este bólido? Nada más ni nada menos que Gordon Murray que junto al expiloto Christopher Craft formaron la empresa. Sí, otra vez, el ingeniero que consigue casi todo lo que se propone como su BT52, su McLaren F1 o su MP4/4. En esta ocasión Murray decidió trabajar para su agrado y hacer lo que le gustaba, haciendo una especie de formula student particular de altas prestaciones. Empezó la producción en 1991 y terminó en 1998. Su precio en 1995 era de 70.500 $, como pueden ver no estaba al alcance de cualquiera sin embargo por sus prestaciones se puede decir que tenía un precio razonable incluso económico si el uso es estrictamente deportivo ya que los coches de circuito suelen ser más caros.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. enero 26, 2010 3:16 pm

    No conocía este interesante coche! Estar por debajo de 400 kg en un coche matriculable es una cifra más que buenas!

  2. Cris :) permalink
    enero 26, 2010 10:45 pm

    què raaaaaaaaaru!
    mola! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: