Skip to content

Alfa Romeo 75

agosto 25, 2010

Corría el año 1985 -un buen año sin duda- y Alfa Romeo estaba pensando como celebrar su 75º aniversario. Para hacerlo eligieron la mejor manera que tenían para hacerlo, lanzar un nuevo coche al que en un alarde de imaginación llamarían Alfa Romeo 75.

Este coche debía reunir las características técnicas que habían hecho famosos a los Alfa hasta la fecha. Contrariamente a lo que hubiera parecido lógico Alfa no lanzó un superdeportivo para conmemorar su cumpleaños sino que lanzó una berlina de cuatro puertas  enmarcada en el segmento D.

Así pues esta interesante berlina de propulsión con sistema de transmisión transaxle -esto es con motor delantero y la caja de cambios sobre el puente trasero- y  eje trasero de Dion -con los frenos a la salida del diferencial en vez de en las ruedas como es habitual- sin duda elementos de marcado carácter deportivo y muy ligados a la historia de la marca.

A la postre este coche se convirtió en el eslabón que uniría la clásica Alfa con la moderna, con elementos como el doble encendido mundialmente conocido como Twin Spark -que permitía a los motores que lo incorporaban obtener una muy buena respuesta en bajos y ofrecer un consumo relativamente reducido teniendo en cuenta las prestaciones obtenida- o la apuesta por la tracción delantera y las configuraciones mecánicas más sencillas, para fastidio de lo más románticos.

La curiosa carrocería en forma de cuña fue diseñada dentro de la propia marca y más concretamente por su Centro de Estilo, bajo la mano de Ermanno Cressoni. Su diseño resultaba perfecto para 5 ocupantes con un habitáculo amplio y acogedor. El interior estaba inspirado en el mundo de la aviación aunque los materiales del interior no estaban a la altura de lo esperado, especialmente teniendo en cuenta que Alfa le dio un enfoque de berlina medio-alta.

Estaba disponible con diversos motores, tanto atmosféricos como turboalimentados. Durante su comercialización los motores atmosféricos 1.6, 1.8 y 2.0 Twin Spark (TS) fueron los más demandados aunque curiosamente los más cotizados actualmente son los V6  -especialmente el 3.0- 1.8 Turbo, 1.8 Turbo Evoluzione -basado en los coches utilizados en las carreras de turismos- y el propio 2.0 TS. También existieron versiones turbodiésel con motores 2.0 y 2.4 l, aunque sus ventas fueron más escasas. Así pues repasamos con mayor detalle las motorizaciones:

Las versiones básicas con 1.6 y 1.8 litros de cilindrada estuvieron disponibles alimentadas por carburadores Dell’Orto o Weber y posteriormente con inyección electrónica Bosch con potencias que iban desde los 107 CV para el 1,6 IE -iniezione elettronica- hasta los 122 CV para el 1,8 IE pasando por los 110 CV del 1.6 alimentado por carburadores y los 120 del 1.8 con idéntica alimentación. La velocidad máxima era más que respetable teniendo en cuenta que eran las versiones de entrada a la gama, con 180 km/h para el de menor cilindrada y 190 km/h para el 1.8.

Se comercializaron dos versiones de gasolina 2.0, una con carburadores Solex o Dell’Orto y encendido tradicional y otra alimentada por inyección electrónica Bosch y doble encendido (Twin Spark), siendo en años venideros una de las marcas de la casa Alfa en sus motores de ciclo Otto.  La versión TS ofrecía una potencia máxima de 148 CV a 5800 rpm.

Existieron dos variantes con motores de 6 cilindros en V, de 2.5 y 3.0 litros de cilindrada. Ambos estaban alimentados por inyección indirecta Bosch rindiendo respectivamente 156 y 188 CV. Las velocidades máximas alcanzadas eran de 210 y 220 km/h para cada uno de ellos. El 3.0 tenía un peso relativamente elevado −1250 kg- lo que dificultaba su comportamiento en zonas viradas y hacía preferible en muchas circunstancias la elección del 2.5 a pesar de la enorme diferencia en potencia máxima.

Las versiones más interesante desde mi punto de vista son las 1.8 turboalimentadas ya que ofrecían una cifra considerable de potencia con consumo razonable y un buen comportamiento dinámico gracias a un peso más reducido que sus compañeros de seis cilindros. Ofrecía 165 CV y un peso de 1130 kg tan sólo superior a las versiones atmosféricas básicas −1,6 y 1.8-. El Turbo Evoluzione montaba pasos de rueda ensanchados, parachoques de diseño exclusivo inspirados en los modelos de competición y unas llamativas llantas de color Rosso Alfa Pastello a juego con la carrocería pintada en el mismo tono.

Las suspensiones ofrecían un buen comportamiento dinámico aunque es habitual que se sustituyeran sus elementos en las versiones básicas por sus hermanos mayores de gama, así estabilizadores más gruesas o conjuntos muelle-amortiguador más enérgicos son cambios habituales en las versiones básicas. Incluso elementos de los deportivos Alfa RZ/SZ que compartían estructura mecánica eran -y son- montajes habituales en los modelos 75.

Los modelos 3.0 V6 vendidos en Europa tenían la denominación 75 America pero curiosamente las unidades exportadas al otro lado del charco no tenían esta denominación que fue sustituida por 75 Milano.

Como característica que acerca al 75 a la nueva Alfa Romeo encontramos el Alfa Control, un sistema en el interior que permitía observar los fallos o averías en los distintos sistemas del coche tales como dirección, frenos o batería entre otros.

Actualmente pueden encontrarse unidades en buen estado a partir de los 1000 € para las versiones básicas y 2500 € para los V6 y Turbo alcanzado el raro Evoluzione cotizaciones por encima de los 10.000 €.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Miguel permalink
    agosto 26, 2010 11:47 pm

    Felicidades por el artículo!

    Hace unos años descubrí el evoluzione (no conocía esa versión) por un anuncio de segunudamano. Me sorprendió ver lo que pedía por el coche, ya que parecía un tuning mal hecho. Pero nada más lejos de la realidad….

    Saludos 😉

  2. septiembre 5, 2010 9:32 pm

    Me alegro de que te guste el artículo y el Alfa 75!

  3. septiembre 14, 2010 9:15 pm

    Hola Leon,

    felicitacion por el articulo desde Buenos Aires. Soy Alfista, publicitario, y comercializo aqui en Argentina clasicos y sport, especialmente los del Biscione. Podes ver mi blog en alexsusman.wordpress.com

    Slds!

    Sergio

  4. septiembre 30, 2010 5:34 pm

    Muchas gracias por tu comentario! Si quieres podríamos publicar alguna prueba del 75 o algun otro Alfa escrita por ti. Te parece?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: